Trabajar en República Dominicana

A diferencia de muchos países, en la República Dominicana no existe el denominado permiso de trabajo. Por el contrario, el extranjero que desee trabajar en la República Dominicana debe obtener una visa de residencia y, posteriormente, una tarjeta de residencia provisional o definitiva justificando su estadía en base a un contrato de trabajo con una compañía establecida en el país.


En este sentido debemos destacar que:


  • Todo extranjero que posea una visa o tarjeta de residencia provisional o definitiva es apto para trabajar en la República Dominicana.

  • Todo extranjero que obtenga un contrato de trabajo con una compañía establecida en el país es apto para solicitar su visa de residencia, y posteriormente sus tarjetas de residencia provisional y definitiva en base a dicho contrato de trabajo.

Igualmente es importante mencionar que el Código de Trabajo Dominicano dispone que el 80%, por lo menos, de los trabajadores de una empresa en el país deben ser dominicanos y que del total de los salarios, el 80% debe ser pagado a trabajadores dominicanos empleados por la empresa. No obstante, este requerimiento es atenuado por el mismo Código al establecer que del mismo se exceptúan los administradores generales, gerentes y otros empleados que desempeñan funciones de supervisión así como trabajadores técnicos (siempre que no existan dominicanos desempleados con la capacidad de efectuar el mismo trabajo) y trabajadores de talleres de familia. Finalmente, se excluyen a los extranjeros casados con dominicanas y con residencia de más de 3 años en el país y más de 2 años de casados y los extranjeros que hayan procreado hijos y posean residencia de por lo menos 5 años en el país.



Condiciones de trabajo


Jornada laboral


En la República Dominicana, la jornada semanal de trabajo es de 44 horas, y la diaria es de 8 horas regularmente. Se trabaja de lunes a viernes aunque ciertas compañías comerciales laboran los sábados. En el caso de tareas declaradas peligrosas o insalubres por las autoridades competentes, la jornada de trabajo no puede exceder de 6 horas diarias ni de 36 horas semanales. El horario de trabajo, sin embargo, puede ser establecido libremente entre empleado y empleador. Tal es el caso de las zonas francas, donde los patronos y los trabajadores han acordado un tipo de horario denominado 4x4, que consta de cuatro jornadas de trabajo con horario extendido y cuatro días de descanso.


Por otro lado, el empleado tiene derecho a un descanso semanal ininterrumpido de 36 horas el cual es acordado entre las partes pudiendo iniciarse cualquier día de la semana. Si el trabajador presta servicio en el período de su descanso semanal, puede optar entre recibir su salario ordinario aumentado en un 100% o disfrutar en la semana siguiente de un descanso compensatorio igual al tiempo de su descanso semanal. Existen 12 días de fiesta nacional al año en la República Dominicana, días en los cuales los trabajadores tienen derecho a descanso remunerado, excepto cuando estos días de fiesta coincidan con el descanso semanal programado del trabajador.


Finalmente, el empleado tiene derecho a licencias sin disfrute de sueldo en casos de matrimonio, fallecimiento de un familiar cercano y en caso de que la esposa del trabajador tenga un hijo. La mujer embarazada tiene derecho a una licencia pre y postnatal de por lo menos 12 semanas en total.


Salario

La ley dominicana dispone un salario mínimo para los empleados del sector privado, fijado periódicamente por el Comité Nacional de Salarios. El empleador no puede fijar un salario menor a este salario mínimo pero siempre puede acordar con el empleado un salario mayor.


Cuando los trabajadores laboran horas extraordinarias tienen derecho a un pago de 35% en exceso de su salario básico por las horas trabajadas hasta 68 horas semanales y, en exceso de estas horas, tienen derecho a un 100% de incremento. Las horas trabajadas en turno nocturno se pagan con un 15% sobre el salario establecido para el trabajo diurno.


Además del salario, el trabajador tiene derecho a otros beneficios que incluyen:


  • La regalía navideña que constituye un salario mensual extra otorgado al empleado en época de navidad todos los años.

  • Participación en las utilidades de la compañía igual a por lo menos un 10% de sus ganancias netas anuales el cual debe ser distribuido entre los empleados.

  • Compensación por vacaciones anuales a la que tienen derecho los trabajadores con más de un año de trabajo en la empresa.



Terminación de contrato de trabajo


Durante los tres primeros meses de trabajo, los trabajadores pueden ser despedidos sin que éstos tengan derecho a exigir el pago de las indemnizaciones por despido. El despido es la resolución del contrato de trabajo por la voluntad unilateral del empleador. Cuando éste prueba la existencia de una justa causa prevista en el Código de Trabajo, se trata de un despido justificado y, en caso contrario, injustificado.


Si se despide al trabajador, después del período de 3 meses anteriormente mencionado, la empresa deberá pagar indemnizaciones de auxilio de cesantía y de preaviso en caso de haberse omitido. El monto que el empleador debe pagar al trabajador en caso de despido injustificado es hasta un máximo de seis meses del salario pagado en la fecha del despido. Este pago no está sujeto al impuesto sobre la renta.


En caso de despido justificado, el trabajador tiene derecho a ciertos beneficios calculados en función de su antigüedad en el empleo, los cuales también están exentos de impuestos.