Requisitos para la adopción en República Dominicana

Los requerimientos para que un extranjero pueda adoptar un niño, niña o adolescente en la República Dominicana son los siguientes:


  • Ser mayor de 25 años de edad

  • Constituir una pareja formada por el hombre y la mujer, unidos en matrimonio durante un período no interrumpido de por lo menos 5 años

  • Convivir con el adoptado dentro del territorio nacional por lo menos 30 días, cuando el adoptado sea mayor de 15 años, y 60 días si es menor de 15 años

  • Ser 15 años mayor que el adoptado

  • Tener el consentimiento de los padres o, en el caso de que los padres hallan fallecidos o no se sepa el paradero de éstos, tener el consentimiento del representante legal del menor. En el caso de niños, niñas o adolescentes huérfanos, el consentimiento necesario será el del Juez de Menores previa solicitud del Organismo Rector del Sistema de Protección al Niño, Niña y Adolescente

  • Si tienen hijos mayores de 12 años, presentarlos ante el Tribunal.

El procedimiento de adopción privilegiada, internacional o doméstica, se inicia con el depósito de una solicitud dirigida ya sea a la Secretaría de Estado de Salud Pública y Asistencia Social, cuando se tratan de menores con filiación desconocida, o por ante el Organismo rector del Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, siempre que se trate de entrega voluntaria o filiación conocida; por medio de la cual la pareja demanda la guarda de un menor. En ambos casos, dicha solicitud deberá contener los siguientes documentos:


  • Carta de solicitud dirigida al Secretario de Estado de Salud Pública y Asistencia Social, cuando se trata de menores con filiación desconocida, o por ante el Organismo rector del Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, siempre que se trate de entrega voluntaria o menores con filiación conocida; solicitando la guarda de un menor, ya sea que haya sido elegido por los adoptantes el menor que se desea adoptar o que otorgan la potestad de elegir el menor a la Secretaría

  • Carta bancaria de la pareja solicitante donde conste la solvencia económica de la pareja solicitante

  • Constancia de trabajo, de cada uno de los miembros de la pareja solicitante (en caso de que ambos trabajen), expedida por la institución para la cual laboran y donde conste la posición y sueldo actual del empleado

  • Certificado de Salud, de cada uno de los miembros de la pareja solicitante, expedida por un médico autorizado

  • Certificado de no-delincuencia de la pareja solicitante, expedida por la autoridad competente del país en donde residan

  • Dos fotografías 2" x 2", de cada miembro de la pareja. En adición, para los casos de entrega voluntaria, deberán depositarse fotografías conjuntas de los adoptantes con el adoptado y los padres biológicos

  • Certificación de una entidad de carácter cívico, comunitario o religioso sobre idoneidad moral y social de los adoptantes

  • Acta de matrimonio legalizada

  • Copia del Pasaporte de ambos

  • Certificados de nacimiento de la pareja adoptante y adoptado, debidamente legalizados por la autoridad competente

  • Informe de Estudio Psicológico y Estudio Social de los adoptantes, realizado por la entidad pública competente en materia de protección de Niños del país de origen o de residencia de la pareja solicitante

  • Certificación o documento de un organismo oficial autorizado del país de residencia de los adoptantes donde conste que se dará seguimiento al adoptado hasta su nacionalización en el país de los adoptantes

  • Acto de consentimiento de adopción, legalizado y certificado por la Procuraduría General de la República o, en su defecto, Declaración de Pérdida de la Autoridad del Padre y la Madre, en casos de niños bajo la tutela del Estado

Es indispensable que todos los documentos extranjeros sean auténticos y legalizados por ante la Embajada o Consulado Dominicano más cercano al lugar de su emisión. Si los documentos requeridos no estuvieren en español, deberán de acompañarse de su traducción legalizada por la Procuraduría General de la República y por la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores.


Es importante igualmente señalar que, según la legislación vigente en la República Dominicana, toda adopción debe estar precedida de una etapa de convivencia de los adoptantes con el adoptado por un plazo que tendrá una duración mínima de treinta días cuando se trate de mayores de quince años de edad y de sesenta días cuando el adoptado tenga una edad menor de quince años.


Ya obtenida la sentencia por ante el tribunal correspondiente, una copia certificada de dicha sentencia, deberá:


  • Ser legalizada por ante el Registro Civil, Procuraduría General de la República y Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores

  • Ser publicada en un periódico de circulación nacional

  • Ser depositada por ante la Junta Central Electoral para la debida aprobación

  • Ser registrada, luego de aprobada mediante el correspondiente oficio, por la Junta Central Electoral, en la Oficina de Estado Civil para su debida inscripción al margen del Acta de Nacimiento correspondiente al menor adoptado

Todos los documentos y actuaciones administrativas o jurisdiccionales propios del proceso de adopción son reservados por el término de 30 años. De éstos, solo podrá expedirse copia, por solicitud directa de los adoptantes o por solicitud del adoptado, una vez este último llegue a su mayoría de edad. Los adoptantes, sin embargo, son libres de decidir en qué momento consideran pertinente que el adoptado menor de edad conozca su origen y el carácter de su vínculo familiar.